Walter Pérez

foto walter perez

Un ejemplo de lucha que con el deporte amateur, llevo a la Argentina a lo más alto de los podios mundiales. Después de entrenar 110 km, nos recibió en su casa para compartir con toda la gente de PSA, como es la vida de un campeón y orgullo nacional.
"El purificador me resulta muy bueno porque utilizo grandes cantidades de agua en los entrenamientos"

PSA: ¿Para que utilizás Agua Pura PSA?

Walter: Para todo. Con mi mujer, cuando recibimos visitas tomamos mate y notamos el cambio, porque gracias al Agua PSA ya no nos da acidez. Cuando surgió la idea del purificador me pareció muy importante por mi actividad, porque utilizo una gran cantidad de agua para los entrenamientos. Tengo un contrato con Gatorade, que me da el producto en polvo, que después preparo con Agua PSA. Una bolsa de 3 kilos me rinde 84 litros.

PSA: ¿Cuántos litros de agua consumís?

Walter: En verano es cuando más consumo, a veces corro etapas de 180Km, y tomo más o menos 5 litros. En la bicicleta llevo una botella con un litro y si la carrera es en circuito cuando la vacío, la tiro y me alcanzan otra; cuando es en ruta, los autos van atrás y me van alcanzando botellas con agua. Desde octubre estoy en la temporada de ruta, y vengo corriendo 110, 120Km todos los fines de semana, y para enero corro 150, 180 Km. Hay carreras que duran 7 días y corro 160 Km todos los días.

PSA: ¿A que edad comenzaste con el ciclismo?

Walter: A los 5, este invierno hizo 29 años! Arranqué porque mi papá corría, y era apasionado del ciclismo. Tengo una foto cuando tenía 6 días y mis padres me habían llevado a una carrera. Me enseñó a andar un jueves y el domingo estaba compitiendo.

PSA: ¿Siempre eligiste al ciclismo como medio de vida?

Walter: Si, siempre viví del ciclismo. Mi papá hacia que lo tome como un juego porque iba a la escuela, y cuando a los 12 años empecé en las categorías federadas, lo tome más en serio. Dejé la escuela y empecé a viajar, mis papás me apoyaron con la condición de que lo haga profesionalmente. Me arrepiento de haber dejado la escuela, porque no tener un titulo no es lo mismo para el futuro. A mi hijo, aunque le encanta la bici, le voy a decir que estudie.

PSA: ¿A él le gusta la bicicleta?

Walter: Si, igual nosotros no le insistimos porque tiene 6 años. A la semana estaba en una carrera, como yo, y si le preguntas, dice que quiere ser ciclista como el papá y los abuelos; porque el otro abuelo también es ciclista. Mi papá corría con mi suegro, y cuando tenia 10 años conocí a mi mujer; yo corría en bici y ella iba a las carreras, a los 20 nos pusimos de novios. Siempre corrí en bici y ella supo que esa era mi vida y es de lo que vivimos. Somos toda una familia de ciclistas!

foto walter perezPSA: ¿A qué edad ganaste tu primer trofeo?

Walter: En la primera carrera salí tercero y a la cuarta gane mi primer trofeo de primer puesto. Tengo fotos de trofeos en la casa de mis papas porque ellos me sacaban fotos cuando iba ganando. La última vez que conté tenía más de 800 en la casa de ellos y después mi mamá los empezó a tirar, porque algunos se empezaron a romper. Cuando era chiquito les regalaba trofeos a las maestras de la escuela para que me aprueben.

PSA: Fuiste campeón argentino.

Walter: Si, salí 7 veces campeón argentino.

PSA: ¿Cuándo empezaste a competir en el exterior?

Walter: La primera vez que viajé fue en 1992, cuando fui a correr el Mundial. Junior en Atenas, Grecia. Y con la Selección viajé hasta el día de hoy, menos en el 2000/01 que fui a correr a Uruguay, por temas económicos.

PSA: ¿Preferís competir solo o en equipo?

Walter: Antes, el ciclismo era muy individual porque no existía la prueba Madison en la que competimos con Juan Curuchet; cuando se empezó a hacer, él corrió con su hermano, hasta que se retiró y arrancó a correr conmigo. La prueba que más logros y más títulos me dio fue ésta, por eso la elijo. En realidad, más allá de que haya pruebas en equipo es muy individual, es distinto a un juego como el fútbol, el básquet, que si vos no rendís pasas la pelota, en cambio acá si no rendís te quedas. Es uno de los deportes más difíciles junto al atletismo y la natación. La Madison, es una prueba de equipo, de per-fección, los dos tienen que estar bien porque si uno falla, fallan los dos.

PSA: ¿Cómo empezaste a competir con Curuchet?


Walter: Con Juan arranque a correr en el 93 en un equipo en el cual estaba él. En el 2000 deje el equipo porque me fui a correr a Uruguay . A fines del 2002 se hizo la carrera despedida de Gabriel Curuchet, y me invitaron a participar. Ahí me reencontré con Juan, y él me propuso que corramos juntos la Madison. En el 2004 ganamos el Mundial, después ganamos 6 Copas del Mundo, Panamericanos, Juegos Olímpicos.

PSA: ¿Ahora que Juan se retiró, va a seguir corriendo la Madison?

Walter: Sí, este año no corrí el Mundial porque estaba lesionado, pero el año pasado corrí dos Copas del Mundo que te dan puntaje para el Mundial. Corrí con dos ciclistas distintos y todavía no he encontrado un compañero para que me acompañe a Londres 2012, en donde quiero tratar de igualar lo que hicimos en el 2008, ya que superar es imposible porque lo máximo ya lo alcanzamos.

PSA: ¿Qué entrenamiento realizás previo a una competencia?

Walter: Hay distintas etapas. En la etapa de fondo, buscas la resistencia y estas 6 horas por día arriba de la bici. Cuando se acerca un torneo, haces 2 horas a la mañana en ruta y después vas al velódromo y haces 2 horas en pista.

PSA: ¿Tenes una dieta especial?

Walter: Sí, cuando hago la etapa de fondo busco el peso ideal para que después, en el trabajo más específico, no pierda fuerza al bajar de peso. Es una dieta de carbohidratos a la noche; tomo mucha Agua PSA, restrinjo los chocolates y todo lo pesado. Hacemos una pretemporada de gimnasio que dura 7 semanas.

PSA: ¿Cómo financias sus viajes?

Walter: Después de la medalla de oro en los Olímpicos las puertas se abrieron más. Cuando es una Copa del Mundo la organización está obligada a pagar el alojamiento y la Secretaria de Deportes paga los pasajes. Cuando son Panamericanos y Mundiales, la Federación paga el alojamiento y la comida, y la Secretaria paga los pasajes.

PSA: ¿El Gobierno te brinda apoyo?

Walter: Si, por estar en la Selección tengo una beca que se da según una escala de títulos: Sudamericano, Panamericano, Mundial, y eso lo evalúan cada 6 meses. Por ganar los Juegos Olímpicos, estoy cobrando la beca máxima, que tiene vigencia hasta Londres 2012.

PSA: ¿Cómo fue cuando ganaste representando a la Argentina?

Walter: La primera vez gané un Panamericano, y fue una alegría muy grande porque para mí era mi primer medalla internacional. Pero las olimpiadas eran el sueño de toda mi vida. Desde los 10 años cuando veía las olimpiadas por televisión decía que quería ganar una medalla, y después de tantos años llegue a cumplir ese sueño!
PSA: -¿Cómo es cuando ve que está llegando a la meta y va a ganar?

Walter: Con Juan, estábamos muy confiados pero no pensábamos que íbamos a ganar. Si el día antes de correr nos decían firmen por la medalla de bronce, firmábamos. Esto es distinto a cualquier deporte, donde vos sabés que si hiciste el mejor tiempo del año ganás, pero acá vos podés ser el mejor de la pista que si te salió mal la táctica de carrera, chau! Es muy difícil.

PSA: Es emocionante, como público, ver cuando levantan la bandera Argentina y cantan el Himno ¿qué se siente?

Walter: Eso es increíble, es una emoción terrible. Primero la cabeza te va a 200 mil por hora, recordás las mejores cosas que te pasaron, vas para adelante porque pensás como lo estará viviendo tu familia a la distancia… yo los últimos 4 meses casi no estuve en casa.

PSA: Por eso es muy importante el apoyo de la familia.

Walter: Ni hablar, es fundamental. Es un esfuerzo terrible! Siempre pienso que el esfuerzo lo hacen más mi hijo y mi señora, porque ellos siguen con su rutina y yo les falto, me voy a otros lugares, conozco el mundo. Por eso en esos momentos cuando te dan la medalla y empezás a escuchar el Himno principalmente te acordás de ellos. Además sentí mucha emoción porque era el sueño cumplido de años! Hacía un año que mi mamá había fallecido, y ella era más fanática que mi papá; cuando él no me podía llevar a correr me llevaba ella. Era la que me cuidaba en las comidas, porque él trabajaba, era la que me preparaba la ropa para ir a entrenar, para correr, la que me retaba cuando no iba a entrenar. Yo le agradezco un montón, porque después, cuando crecí y lo hice más profesionalmente entendí por qué ella me retaba cuando era chico. Sé que llegué a donde llegué porque tuve el apoyo económico y psicológico de mis padres. Siempre me ayudaron en los momentos difíciles. Pasé mi vida arriba de la bici y sin el apoyo de ellos no lo hubiese conseguido.

PSA: ¿Algún sueño por cumplir?

Walter: Gracias a Dios pude ganar con el ciclismo todos los torneos que existen a nivel mundial: Sudamericanos, Panamericanos, Mundiales, Copas del Mundo, Juegos Olímpicos. Después de los Juegos Olímpicos se me hizo difícil volver a entrenar porque ya había obtenido todo, y por eso me planteé como objetivo ganar nuevamente en Londres 2012. Si ahora soy el primer ciclista en ganar la medalla de oro, quiero ser el primero en ser bicampeón olímpico.

Gracias Walter por recibirnos y demostrar que, en equipo y en familia, se logran los sueños.

 Ver más entrevistas a usuarios de PSA

 

 

 

X