Carlos Balá

La cita era con Carlitos Balá, en su casa de Barrio Norte. Eran las 10:00 de la mañana en punto y, cuando nos abrieron la puerta, fue Carlitos el primero en recibirnos. Cálido, ameno, agradable y muy atento son, como mínimo, las palabras que le caben a esta figura de tamaña envergadura. De manera muy profesional y divertida, como no podía ser de otro modo, Carlitos Balá nos abrió las puertas de su mundo para compartirlo con la gente de PSA. ¡Una charla divertida con la comicidad de un personaje que hace reír a grandes y chicos!
"Tomar agua pura se convirtió en un vicio"

PSA: ¿Cómo conociste a PSA?

C. BALÁ: Conocí a PSA gracias a Fernando de Pablo, que le instaló un purificador a mi hija Laurita.

PSA: Y desde que utilizás el producto, ¿cambió para vos y tu familia el consumo de agua? ¿Notas la diferencia entre el agua de la canilla y el agua purificada?

C. BALÁ: Si… ¡el cambio fue bárbaro! La diferencia es 100 por 100, y lo veo cuando cambiamos el "vasito blanco" y hacemos el retrolavado ¡el agua que sale es marrón! ¡Parece que va a salir un pescado saltando!

La verdad, es que estamos muy contentos con este purificador. Es un gran producto. Fue una muy buena inversión

foto calor bala y dipPSA: ¿Cómo es la relación con Fernando, con tu DIP?

C. BALÁ: Fernando es un tipo bárbaro, vino a verme ¡impecable! Afeitado, desodorado…¡filtrado! (risas) Y bueno… me convenció de comprar el purificador. Nos explicó cómo se cambiaba el "vasito blanco", pero yo no lo cambio, siempre lo llamo a Fernando, ¡él sabe más que yo!

PSA: Y vos antes de conocerlo a Fernando y al producto… ¿conocías sobre la problemática del agua?

C. BALÁ: Sí, es vox populi, ¿no? Sí, si algo sabía... pero no le daba mucha importancia, hasta que ya no aguantaba más el gusto al cloro del agua corriente... no lo aguanto, la verdad que no lo aguanto ni para enjuagarme la boca. Y es por eso que decidimos adoptarlo y estamos muy contentos. Lo utilizamos para infusiones, para todo; ¡tomar agua pura se convirtió en un vicio!

PSA: Cambiamos de tema... Últimamente se afirma muy rotundamente que los chicos de hoy, son mucho más inteligentes que los chicos de hace 30 años atrás. ¿Vos, que estuviste tan cerca de los chicos, qué pensas?

C. BALÁ: La verdad que es relativo, porque ves un concurso de preguntas y respuestas y les preguntan cuáles son las provincias que circundan a Jujuy y no saben qué decir, o “cuál es la capital de tal provincia” y no tienen idea... es relativo. Pero es real que con las máquinas parecen fenómenos. Yo en la actualidad los hago reír con las mismas cosas de siempre. Con mis gestos, mis payasadas... Lo compruebo cuando salgo a trabajar, cuando hago los trabajos personales, unipersonales, o con Piñón Fijo. ¡Se ríen de todo! Y están los padres, ¡que también se ríen de todo! Son como representantes de los chicos...

PSA: ¿Actualmente qué estás haciendo?

C. BALÁ: Salidas. No tengo ningún contrato con Piñón Fijo. Él me dice ¿querés ir a La Rioja?¿Si o no? Acá hay libertad. Él hace sus actuaciones solo, unipersonales. Yo también. Yo soy independiente a él, pero le agradezco el haberse acordado de mí. Él es mi admirador; cuando era chico, su sueño siempre fue salir de "secretario de Balá" . ¡Y ahora se está dando el gusto!
Él contaba que salía corriendo del colegio a tomar la leche y a ver el programa, eso no se lo olvida más. Entonces quiso hacerlo en el escenario. En el escenario lo hace, toma la leche mirándome a mí mientras yo actúo. Y yo le agradezco ese homenaje que me hace en vida, que es lo importante. A veces cantamos juntos ¡chuchuu uuaa, chuchu uuaaaaa!

Yo estoy para gozar todo lo que hice... todo el agradecimiento de la gente. Les voy a mostrar, ahora, los biblioratos que tengo; 100 biblioratos con dibujos y cartas de la gente… el chupetómetro... desde hace muchos años ya. Yo los guardo con mucho cariño, así me den una servilletita de papel rota de una confitería en la que me hacen una dedicatoria, yo corto la parte sucia si hay mostaza o si hay algo, y la guardo.

PSA: Muchos chicos, hoy adultos tenían como ídolo a Carlitos Balá pero… ¿quién es el ídolo de Carlitos Balá? ¿y por qué?

C. BALÁ: ¡Charles Chaplin, a la cabeza! Es el genio máximo, maestro de la comicidad y muy detallista.

PSA: A nivel profesional, ¿hay algo que hubieras querido hacer y no pudiste?

C. BALÁ: Y si... una comedia con toques sentimentales. O tener mi propia fundación destinada a los chicos.

PSA: ¿Cómo está compuesta tu familia?

C. BALÁ: Eh… bueno eso que está allá es mi señora… (risas). 7 años de novio. Ella decía: "como me voy a meter con este loco ..." Me conoció en un casamiento con 500 personas y yo bailando. Yo no era un loco, quería que me vean haciendo las cosas que yo sé hacer; el cómico. Y después la acompañé a la casa haciéndome el que vendía lapiceras arriba del colectivo. Así que, ¿qué me iba a tomar en serio? Pero sin embargo... llegó Laurita, que es profesora de inglés, ejerce en colegios (tiene una hija: María Laura de 14 años ) Y mi hijo Martín que se recibió de Abogado. Esa es mi familia.

PSA: ¿Cómo es para tu familia vivir al lado de Carlitos Balá, en lo cotidiano?

C. BALÁ: Me critican como los de afuera, ¡o tal vez más!: esto no lo hagas, tenés el pelo largo, acá no vayas, no digas tal cosa. ¡Me dirigen! Pero sé que lo hacen por mi bien.

PSA: ¿Cómo era la época en que estabas en la Televisión?

C. BALÁ: Era una linda época. Sé que es necesaria la televisión, pero yo creo que el cariño de la gente es lo principal. A veces para el colectivo ¡y me pide un autógrafo el chofer del colectivo! Con los pasajeros ahí arriba. Es una satisfacción que no tiene precio.

PSA: Carlitos... ¡Sos es un ídolo!

C. BALÁ: Si, si (risas y piensa...). Imagínense si hubiéramos hecho mamaderas con purificador (risas) ¡Mamaderas con prefiltro! No habernos dado cuenta antes, jajaja (risas).

¡Gracias Carlitos! ¡Estuviste un Kilo y Dos Pancitos!

 Ver más entrevistas a usuarios de PSA

 

 

 

X